Stop Motion: El predecesor del Timelapse

Ya he tocado antes el tema de Time-lapse, y mi parece creo que es una herramienta de expresión muy potente en la videografía. El Time-Lapse es muy popular hoy en día, mayormente es utilizado para mostrar ese lado de cotidianidad en los videos y en otros casos, solo para mostrar de una manera visualmente más agradable un landscape, o una ciudad con rascacielos; el punto es que en este post quiero recordar uno de sus principales inicios: El Stop Motion. Esta técnica nace al mismo tiempo que la cinematografía, con la sucesión de fotogramas para crear el movimiento en la imagen; sin embargo, el Stop Motion apela al principio de persistencia de la visión o persistencia de la visión en la retina. Es mediante esta técnica de animación que se simula el movimiento de objetos inanimados.

Bueno, volviendo a la relación con el Time-lapse el Stop Motion es en principio un time-Lapse, sin embargo, dentro de esta la única diferencia con el Time-lapse es que la animación es creada por ti mismo, sin tu intervención en el encuadre no existe Stop Motion. Los principios son los mismos que el Time-lapse por fotografía se usa un trípode para tener la cámara estática se escoge un encuadre y al objeto que será animado dentro del encuadre escogido. El objeto más relacionado con el Stop- Motion es la plastilina, pues con esta se crea los Stop Motion de personajes.

La plastilina cubre un esqueleto de alambre para tener la estructura de un personaje y luego dibuja sobre la plastilina las facciones físicas del personaje. Por otro lado, el Stop Motion también puede ser creado con personas, a este tipo de animación en donde se utilizan personas se llama pixilación.

Ahora la pregunta es ¿Cómo creamos una animación por medio del Stop Motion? Bien a referencia del post anterior sobre el Time-Lapse, yo nunca he creado una animación por Stop Motion, sin embargo, tengo los conocimientos fundamentales para instruirte de cómo funciona, completamente desde mi perspectiva sobre el uso de la cámara, la iluminación y el encuadre a manejar. Los pasos son los siguientes:

1. Escoger el objeto que quieres animar y con el cuál narrarás tu historia.
2. Tener una cámara y un trípode
3. Escoger encuadre sobre el cual los manipules los objetos a utilizar según la historia que quieras presentar en la animación.
4. Escoger el Trayecto que manipulará tu objeto dentro del encuadre
5. Tener una iluminación constante: Esto es básicamente para no tener diferencia de iluminación entre uno y otro fotograma (en caso la iluminación externa no esté a tu favor y puedes tener la velocidad de obturación en automático para compensar la falta de luz ya que usarás un trípode y lo tiempos largos no serán un problema)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *