Archivo de la etiqueta: maquillaje

Ponte pestañas ¡súper fácil!

De seguro has visto como las chicas de Instagram o YouTube se colocan las pestañas postizas y se ve súper fácil… hasta que tu lo intentas y terminas con pegamento en todo el parpado. Ponértelas hace totalmente la diferencia en un buen maquillaje y no tiene porque ser tan difícil o complicado.

Para empezar tienes que elegir las pestañas que creas adecuadas. Esto según el efecto que desees conseguir, largas y espesas para un look bien dramático y llamativo, o largas pero ligeras para un look mas natural y despierto. Para que no sea tan obvio que son falsas, conseguir pestañas con la banda súper delgada, si son de banda gruesa va a ser mu notorio y va a ser mas difícil de colocar.

 

 

banda gruesa http://es.yumenglashessa.com/uploads/201710335/p201702231006566547739.jpg

 

banda delgada http://es.yumenglashessa.com/uploads/201710335/p201702230948548247439.jpg

Una vez las tengas elegidas es momento de preparar tus pestañas. Rizalas bien y aplica 1-2 capas de rimel. Esto es para que se mezclen con las que te vas a poner y se vea mucho mejor. mide el largo de la tira de las pestañas postizas en tu parpado, en caso de que sea muy largo cortar el excedente.

Hay dos tipos de pegamento, el negro y el transparente. Elige el que sea mas fácil para ti. El negro se mezcla con tu delineador y es mas práctico de tapar si se te pasa un poco. Coge tus pestañas postizas y coloca el pegamento en todo el largo de la banda. No coloques en exceso. Una vez puesto, espera unos minutos a que seque un poco. Si te saltas este paso no van a pegar bien, causando que se muevan, se salgan y te manches todo.  Pasado el tiempo trata de pegarlas lo mas cerca posible a tus pestañas naturales. RECUERDA, la parte con las pestañas mas cortas va pegada al lagrimal.

http://www.d-unas.com/wp-content/uploads/2016/11/7da79ea7f60f9a61c46bebc9a016306f.jpg

Una vez pegadas, delinea tus ojos como toque final y listo. Tu mirada sera el centro de atención a donde vayas. ¡Lucirás sexy y perfecta!

 

 

¡Arréglate en menos de 10 minutos!

¿Te quedaste dormida y no tienes tiempo de arreglarte? Esto es algo que a todas nos ha pasado, tenemos alguna reunión, presentación o simplemente no queremos vernos como recién levantadas. Pero al despertarnos tarde no tenemos el tiempo usual. ¿Qué podemos hacer en estas situaciones?

Lo principal es tapar algunas imperfecciones que sean muy notorias, como granitos, rojeces o vellitos

 

que olvidamos depilar. Si aun así sientes que necesitas aplicar algún tipo de base, puedes optar por una bb cream. Al ser más ligera la aplicación es mucho más rápida y unificará el color de tu rostro dándote un aspecto más despierto. Este proceso dura aproximadamente 3 minutos y realmente hará la diferencia.

Las cejas son el marco del rostro, si quieres verte arreglada es importante rellenarlas. Con un delineador o sombra de cejas maquilla los huequitos que tengan. Recuerda que las cejas NUNCA se deben maquillar con color negro.

 

Para los ojos, al no tener mucho tiempo para delinear, es esencial destacar las pestañas. Riza tus pestañas si es necesario y aplica de 2 a 3 capas de rímel. Este paso hará que tus ojos se vean más despiertos y resalten mucho más.

Por último, darle color a tus labios hará una diferencia notoria en tu rostro. Si vas a la universidad o a algún evento casual, tonos nude o rosados son ideales para verte natural. Si tienes alguna reunión de trabajo, los colores rojos hasta vinos te harán lucir perfecta. Si para este paso aun tienes algunos minutos, no olvides delinear bien tus labios antes de poner el labial. Tenerlos bien marcados te hará lucir más ordenada.

Siguiendo estos tips nadie se dará cuenta que no te despertaste a tiempo y darás la mejor impresión a donde vayas. ¡Así podrás dormir esos 5 minutos extra que todos queremos, sin verte desarreglada a donde vayas!

 

Conoce tu rostro

https://www.bezzia.com/piel-seca-conoce-tu-tipo-de-piel/

El maquillaje es un arte. Pero para que el producto final quede perfecto es fundamental que el lienzo este perfectamente preparado antes de comenzar. Esto solo se logra conociendo a detalle cada zona de tu cara.

Cada mujer tiene un rostro diferente, por lo tanto, tienes que conocer todas sus cualidades y defectos. El tipo de piel es lo más básico para empezar a cuidar tu cara Diferenciar entre piel seca, grasosa y mixta ayuda a controlar y balancear la grasa del rostro. Si sientes tu piel tensa y escamosa después de unas horas de haberte bañado, tu piel es seca. Ya sea por factores climáticos o genéticos. Si, por el contrario, sientes que tu piel es 

http://www.paraserbella.com/2015/11/tienes-piel-grasa-evita-estos-errores/

muy brillosa y los poros muy abiertos, quiere decir que tu piel es grasa. Esto no quiere decir que no le pongas cremas, precisamente en este tipo de piel es fundamental hidratarla con productos que controlen la grasa, ya que, si dejamos de hidratar, la piel va a segregar mucho más y va a empeorar. Por último, si sientes que en la zona de la frente y nariz brillan, pero en el resto del rostro es seca 

 

es porque tu piel es mixta. Este es un rostro un poco más complicado de tratar, pero con los productos adecuados tendrás tu piel lista para maquillar.

http://www.tsukistylemakeup.com/2013/02/iv-maquillaje-para-dummies-elegir-base.html

Siguiendo con otro aspecto de la piel, conocer el color no es tan fácil como parece. Para saber si los colores fríos te favorecen o en caso contrario te opacan. Poder averiguar esto es muy fácil, mira las venas de tus muñecas bajo el sol. Si las ves color verde es porque tu piel es cálida, por el contrario, si las ves azules, es porque tu piel es fría. Además del tono que tenemos, es básico saber el subtono de la piel, si tienes un subtono rosado o amarillo. Esto para que, al momento de comprar la base de tu color, no te equivoques y termines con la cara de un color totalmente diferente.

 

http://www.vix.com/es/imj/5806/como-saber-la-forma-del-rostro

Existen varias formas de la cara: ovaladas, redondas, de corazón, diamante, cuadradas, etc. Según el tamaño de tu frente y mentón o la forma de tus pómulos es que el rostro 

 

 

va a variar. Para saber cuál es la tuya mírate frente a un espejo y con un plumón dibuja el contorno de tu cara para que de esta manera sea más fácil de diferenciar.

 

Por último, tanto ojos, boca, cejas, pestañas y pómulos son diferentes entre cada mujer. Conocer la forma exacta de cada uno de ellos es básico

para que al aplicar el maquillaje podamos resaltar lo que nos gusta y ocultar los pequeños defectos. Conocer tamaño, distancia entre ellos, si son simétricos o no es lo más importante.

La piel es muy sensible y es necesario cuidarla muy bien ya que es nuestra carta de presentación al mundo, te maquilles o no. ¡Tenerla saludable aporta a nuestra autoestima haciéndote sentir linda y feliz!

<iframe width=”560″ height=”315″ src=”https://www.youtube.com/embed/ZvIOsjcRvoE” frameborder=”0″ allowfullscreen></iframe>