Archivo de la etiqueta: Facebook

Compartir recuerdo. Click

Hasta hace poco no lograba entender por completo el complejo casi enfermizo de algunas personas por compartir en las redes sociales todos los momentos posibles. Click. Comidas. Click. Reuniones. Click. Museos. Click. Teatro. Click. Y demás.

Realmente no me había puesto a profundizar del porqué compartir todo, solo era algo que todos hacían y estaba bien. Muy superficialmente pensé que solo era por ego, ya sabes, tener más reacciones en Facebook, más corazones en Instagram, más vistas en Snapchat, para lucir más interesantes, para creernos nosotros mismos esa biografía pública en la que todos somos intelectuales, más inteligentes que el resto, más finos y plenos. Y por consiguiente, para sentirnos más queridos, porque sentirse bajo los reflectores nos hace sentir bonitos, interesantes, nos hace sentir que lo que hacemos está bien y no ha sido una pérdida de vida, porque tenemos esa necesidad de sentir que cada segundo de nuestro mini reality show lo vale.

Pero Zuckerberg siempre es un poco más listo que el resto. Un día entré a Facebook y me llegó la notificación de un recuerdo. “Recuerdo”, Facebook no te dice que tienes un “post” que rememorar, sino un recuerdo, algo que queda en tu mente. No era la gran cosa, solo una foto de tres manos agarrando copas de vino, haciendo un brindis. De repente me invadió la nostalgia. Una de esas manos era la de una de mis mejores amigas, quien se fue a EEUU. Cuando se fue no le hicimos una gran despedida, porque se suponía que volvería en dos meses, pero no volvió, se quedó a estudiar allá y sabía que no la vería por un buen rato.

En ese momento, no importaban las reacciones ni que tan bonito se veía. Miraba esa foto y recordaba todo sobre ese día: las risas, los juegos, las conversaciones. Recordaba, también, que en ese momento éramos tan ligeras, pensábamos que esos momentos se repetirían por siempre. No sabíamos que dentro de poco todas nuestras vidas iban a cambiar, que ya no estaríamos cerca, que tendríamos grandes y nuevas experiencias.

Compartimos cosas porque nuestra mente es frágil y queremos recordar lo felices que éramos o que pretendíamos ser, buscamos encapsular todas nuestras vivencias, sentimientos y percepciones. Porque en el fondo tenemos miedo a olvidar quienes solíamos ser.